La violencia puede provocar daños severos tanto físicos como psicológicos sin importar el tipo de sexo y el tipo de edad.
Las personas violentas tienden a ser egoístas, irrazonables y la mayoría se niegan a dialogar, suelen ser de carácter dominante y se obstinan sin importar las razones y su consecuencia.
Las personas violentas lo demuestran o expresan de diversas formas:
• Abusos sexuales
• Verbales
• Físicos
• Psicológicamente
• A través de la discriminación
Entre otras.
Algunas personas violentas tienden a ser así por culpa de una mala infancia, por padres irresponsables, etc.

 

 

VOLVER